lunes, 8 de agosto de 2011

La cacería

A todas horas
este extraño sentirse en cacería
esta rotunda sensación
de que vivir no es más
que estar siempre buscando
un tesoro latente
una llave escondida
una razón para el inmenso absurdo
de andar continuamente como un perro
que da vueltas y vueltas
en pos del infinito de morderse la cola.

(de Calle del mar, Islavaria ediciones)

5 comentarios:

  1. Me encanta este poema!!

    ResponderEliminar
  2. Ire a por los otros en cuanto salga de mi trinchera. Enhorabuena, que hay que se un duro para ser poeta! admirable!

    ResponderEliminar
  3. angustiosa búsqueda y sin embargo tan necesaria. precioso Joan

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todos por la atención y los buenos ojos con que lo leéis. Un abrazo. Y ánimo con las trincheras.

    ResponderEliminar