lunes, 28 de marzo de 2011

Tsé Bii’ Ndzisgaii (Monument Valley)





La US163 deja Kayenta
y cruza la meseta bajo el sol
como un delgado hilo
que intentara partir el universo,
como una estrecha alfombra
que conduce al lugar donde esperan los dioses,
como si fuera el único camino
que quedara en la Tierra.

jueves, 17 de marzo de 2011


Eva en América ya está aquí. El próximos lunes (día mundial de la poesía, nada menos) lo presentamos en Torrelavega. Más adelante, posiblemente durante el mes de abril (ya os avisaré cuando esté cerrado), lo haremos en Palma. Me encantará ver de nuevo a los amigos que hice allí hace casi tres meses y poder agradecer a la gente de Quálea el trabajo y el talento puestos a disposición del libro. Seguramente la semana que viene ya podréis pedirlo en vuestra librería favorita, así que tranquilos, no os agolpéis ya desesperadamente.
Yo siento como si fuera el final de una etapa. De una primera y larga etapa de aprendizaje, de modulación, de autoconocimiento. Y que aquí hay que parar, dar dos pasos atrás, reflexionar, recuperar el silencio. Pero de eso hablaremos otro día.
Ahora quiero celebrar que os entrego el libro. Sólo espero que os guste mi extraña forma de decir te quiero.

jueves, 10 de marzo de 2011

Limpieza y absorción, Javier Cánaves. (Ed. Delirio)

Con toda seguridad, a estas horas soy uno de los pocos afortunados que ya tienen entre las manos Limpieza y absorción, el nuevo poemario de Javier Cánaves. Si no me equivoco, han pasado seis años desde que apareciera El peso de los puentes, su hasta ahora último libro de poemas en castellano. Javier y yo somos grandes amigos desde hace mucho tiempo, así que tengo dos opciones. Puedo hablar bien del poemario y animaros a comprarlo, sin más, para que no me acuséis de excesiva generosidad y exagerado compadreo. O puedo comentar lo que siento ahora mismo, lo que opino realmente del libro ahora que lo acabo de leer, sin importarme que penséis que mi amistad afecta a mi capacidad crítica. Voy a hacer lo segundo.
Es un libro impresionante. Un libro denso, profundo, inteligente, irónico, lleno de amor y de tristeza, lleno de vida. Creo que es su mejor libro, y creo que es uno de los mejores poemarios publicados durante estos últimos años. Hay pocos que consigan como éste volcar como un torrente lo bueno y lo malo de la condición humana, nuestra capacidad de sonreír, de amar, de tragarnos las lágrimas o de avergonzarnos. Javier alterna poemas cortos que funcionan como un pequeño reloj preciso (pienso en Ciudadano medio o Autorretrato desnudo frente a las montañas) con largos poemas de pincelada gruesa, repletos de calor y alma (geniales Camino del infinito, Tengo una idea para una novela..., Vergogna, vergogna o La salvación).
Es el libro de un escritor consolidado y maduro, en estado de gracia, que escribe con total confianza y con una enorme libertad.
No me importa lo que penséis, pero os aviso: id a buscarlo. No encontraréis muchos como éste.

martes, 8 de marzo de 2011

La mujer y el trabajo

Hoy es el día internacional de la mujer trabajadora. Desgraciadamente, este año más que nunca, el carácter debe ser reivindicativo, y no festivo. No apetece celebrar hoy el cada vez mayor y más igualitario acceso de la mujer al trabajo, sino llorar y reflexionar la pérdida del empleo de miles de trabajadoras que ya habían accedido al mundo laboral. Y evidentemente esa es una reivindicación que podemos hacer extensible a miles de hombres, en su mayoría jóvenes, que se encuentran en la misma situación.

Ésa es la mayor repercusión del estado al que nos ha llevado la decidida apuesta sin fisuras por el salvaje neocapitalismo global y por un liberalismo que, a pesar de los que nos cuentan, es radicalmente antidemocrático. Pero eso tiene difícil arreglo si los dos partidos que se alternan y reparten el poder miran hacia otro lado cada vez que alguien les recuerda la necesidad de cambiar el modelo de forma real, rápida y decidida. Pero eso no les interesa. Es peligroso.

Un beso a todas y feliz día.