jueves, 12 de enero de 2012

Dos poemas de Eva en América. (Quálea editorial)


CNN

Con qué delicadeza
el instinto asesino encuentra su lugar
en la esquina adecuada del tiempo y el espacio,
con qué brutalidad
la ternura arrasa por sorpresa
los territorios indefensos,

con qué pasión
nuestra naturaleza
dispone de nosotros.



Seis versos entre Reno y Carson City

El tiempo es un cobarde.

Se esconde entre la niebla de los días,
como si su perfil de paciente asesino
no fuera a reflejarse
sobre el frío cristal
de nuestro miedo.







1 comentario:

  1. y los valientes nosotros que nos enfrentamos a él, valiente contradicción entonces. muy guapo el poema

    ResponderEliminar